24 may. 2011

Un nuevo láser puede transferir hasta 100 terabits por segundo


Científicos del Instituto de Tecnología de Karlsruhe en Alemania han realizado con éxito un experimento en el que una nueva tecnología láser transfiere 26 terabits de información por segundo. Sin embargo, podría ser solo el principio, ya que en las pruebas han conseguido llegar a transferir nada menos que 100 terabits por segundo.

Las líneas de comunicación cada vez requieren mayores capacidades. El tráfico de datos aumenta sin parar, por el incremento constante de usuarios y por usar archivos cada vez más grandes. La velocidad de las conexiones, además del tráfico que son capaces de soportar, es una preocupación para usuarios y técnicos. En este sentido, la fibra óptica ha sido, hasta el momento, el sistema que mejores resultados ha presentado.


El último experimento en este campo ha utilizado un sistema de láser para transmitir información. Según informa la BBC, este sistema ha conseguido tasas de transferencia estables y viables desde un punto de vista comercial de hasta 26 terabits por segundo, superando el rendimiento ofrecido por la fibra óptica.

El nuevo sistema se basa en un principio conocido como "transformación rápida de Fourier". El láser emite una señal que se compone por aproximadamente 300 colores distintos, cada uno con una codificación y un paquete de informaciones. La ventaja de este sistema sobre la fibra óptica precisamente es el uso de varios colores, que permite el envío de más información.

El sistema se completa cuando los rayos láser llegan a un receptor capaz de identificar los 300 colores y determinar su contenido. Este sistema está enfocado para todo tipo de transmisión de datos, lo que podría hacer posibles conexiones de alta velocidad a Internet o conexiones locales sin precedentes. Según la BBC, este sistema permitiría enviar todos los documentos de la Biblioteca del Congreso de Reino Unido en 10 segundos.

Los investigadores que están experimentando con esta tecnología aseguran que en determinados proyectos se han llegado a experimentar velocidades de hasta 100 terabits por segundo, aunque no se están centrando en este extremo por tener unos requisitos -técnicos y económicos- desmesurados. De forma general, por el momento se trata de una tecnología experimental y los científicos destacan dos grandes contras al proyecto: el primero es el precio y el segundo es el consumo energético, dos problemas que los investigadores esperan reducir en los próximos años.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas