17 feb. 2012

Un nanorobot de ADN para ordenar a las células cancerosas que se suiciden

Unos investigadores de la Universidad de Harvard han inventado un minúsculo robot hecho de material genético que pueden cargar con diferentes moléculas y dirigirlo a células específicas para que depositen esas sustancias, como fármacos, pero también para modificar su comportamiento. Se abre incluso la posibilidad espectacular, dicen, de enviar con esas moléculas de carga órdenes a las células cancerosas para que se autodestruyan. También se abre la perspectiva de programar así la respuesta inmunológica del organismo a varias enfermedades. No se trata de un trabajo teórico: Shawn Douglas y sus colaboradores incluso han hecho un prototipo del nanorobot de ADN y lo han ensayado con éxito en cultivos celulares.



Sus experimentos se han centrado en dos diferentes tipos de células cancerosas, de leucemia y linfoma, enviando instrucciones para activar el interruptor de suicidio celular, es decir, el mecanismo normal que permite la eliminación de las células anormales o envejecidas, explican en un comunicado de Harvard. Para cada caso, las instrucciones transportadas por el nanorobot y codificadas en fragmentos de anticuerpos, han sido diferentes.

No es la primera vez que los científicos abordan el reto de construir un dispositivo así utilizando las herramientas de la biotecnología y de la nanotecnología, aprovechando queel material genético es biodegradable y biocompatible, pero el equipo Douglas ha encontrado soluciones de diseño novedosas y prácticas. Basándose en la técnica denominada de origami de ADN, es decir, en el complejo plegamiento tridimensional de fragmentos de material genético, han dado forma de tonel tonel a su nanorobot , con sus dos mitades unidas por una especie de bisagras y cerrado con unos pestillos moleculares capaces de identificar diferentes células diana. Cuando el dispositivo llega a esas células de abre y deposita su carga, ya sea un fármaco o moléculas capaces de modificar su comportamiento, incluso induciendo el suicidio. El nanorobot es reprogramables porque puede llevar diferentes moléculas de búsqueda y reconocimiento de receptores de la superficie de distintas células. Estos investigadores, que presentan su trabajo en Science, han logrado una estructura eficaz del nanorobot, logrando abrirlo, cerrarlo, reabrirlo para insertar y para llevarla a las células de destino.


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas