10 jul. 2012

Hallan una nueva especie prehistórica de reptil volador en Cuenca

Los restos de un cráneo recientemente hallado en el Yacimiento de Las Hoyas han permitido a un equipo español de paleontólogos, en el que también participan expertos franceses y brasileños, describir en la revista PLoS ONE una nueva especie de pterosaurio. Se trata de una singular evidencia de los primeros vertebrados que sobrevolaron la Tierra. 


 
Los pterosaurios fueron reptiles que se diversificaron durante el Mesozoico (hace entre 250 y 65 millones de años) modificando su diseño corporal para el vuelo de un modo muy diferente al de las aves y los murciélagos. Una nueva especie de estos antiguos reptiles voladores  ha sido descubierta recientemente en el Yacimiento de Las Hoyas (Cuenca), y acaba de ser descrita en la revista PLoS ONE por un equipo español de paleontólogos en el que también participan expertos de Francia y Brasil.

De acuerdo con la publicación, el pterosaurio pertenecía al Cretácico inferior (125 millones de años atrás), carecía de dientes y de cola y ostentaba una prominente cresta sobre el cráneo. También tenía un pico agudo y filoso que los científicos atribuyen a una dieta granívora y frugívora, lo que supone la prueba más antigua de esta adaptación alimentaria en pterosaurios.

La evidencia fósil del Europejara olcadesorum, como se le ha denominado, consiste en un cráneo bien preservado que mide entre 35 y 40 centímetros. La pieza, tras ser estudiada con modernas técnicas paleontológicas, ha permitido a los investigadores inferir detalles anatómicos de la especie, así como reconocer sus atributos morfológicos, su historia evolutiva y su papel ecológico en los ecosistemas del Cretácico Inferior.

Esta singular evidencia de los primeros vertebrados que sobrevolaron la Tierra se exhibirá al público el martes 10 de julio en el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha (Cuenca). La exhibición se realizará como parte de una actividad que pretende resaltar el valor público y patrimonial de los resultados obtenidos en 25 años de investigación en el Yacimiento de Las Hoyas, y en la que un equipo de científicos presentará a medios de comunicación y al público interesado sus últimos avances en el estudio de este ancestral ecosistema.

El más antiguo de los tapejáridos       
        
El artículo de PLoS ONE —firmado por investigadores de la Unidad de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y del Museo Geominero de España (IGME) junto a investigadores de universidades de Francia y Brasil— ratifica que el Europejara olcadesorum estaría emparentado con los tapejáridos, una familia de pterosaurios que hasta ahora sólo había sido descubierta en China y Brasil.

Los tapejáridos eran de tamaño pequeño a mediano y tenían varias características únicas compartidas, mayormente relacionadas con el cráneo. Además de ser el primero del registro fósil europeo, Europejara olcadesorum es el más antiguo representante de los tapejáridos encontrados hasta ahora en el mundo, lo que indicaría un origen eurasiático de la familia. 

¿Los dispersores de las plantas con flor?

El descubrimiento de este nuevo pterosaurio tapejárido es una muestra más de la riqueza biológica que en el Cretácico inferior caracterizó a la Península Ibérica, por entonces una isla oceánica en el mar de Tethys. El Yacimiento de las Hoyas es un paleoecosistema perteneciente a esteperiodo —más exactamente a la edad Barremiense— que ha sido interpretado como un humedal tropical de aguas someras, y cuya fauna y flora son comparables a las de la famosa Biota de Jehol (norte de China).

El hecho de que algunas de las primera plantas con flor (angiospermas) hayan sido descubiertas en la Península Ibérica y en China, sugiere a los autores que especies de tapejáridos como el Europejara olcadesorum —debido a sus particulares hábitos frugívoros y a su capacidad de vuelo— contribuyeran a la tarea de la dispersión global de las semillas.

“Esta hipótesis se basa en la coincidencia en la distribución paleogeográfica de los tapejáridos y las angiospermas tempranas. Los tapejáridos debieron de actuar como vectores clave en la diversificación y distribución a escala mundial de las plantas angiospermas. Evidentemente, sólo el hallazgo de restos estomacales con semillas en los tapejáridos ratificaría esta hipótesis”, concluyen los autores.

Referencia bibliográfica: 

Vullo R, Marugán-Lobón J, Kellner AWA, Buscalioni AD, Gomez B, de la Fuente M, Moratalla JJ. "A New Crested Pterosaur from the Early Cretaceous of Spain: The First European Tapejarid (Pterodactyloidea: Azhdarchoidea)". PLoS ONE, julio de 2012.





No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas