30 mar. 2011

China será líder mundial en producción científica en 2013


China arrebatará a EEUU el puesto de primer productor científico en 2013, según un estudio publicado por la Academia nacional de Ciencias de Reino Unido, la Royal Society en Londres.

En 1996, China produjo 25.480 estudios científicos, lo que la situaba como novena potencia mundial en una lista dominada por EEUU con casi 300.000 trabajos publicados. Aunque en 2008 EEUU seguía liderando la lista, con 316.000 estudios, China se había convertido en su mayor perseguidor por delante de Japón y Reino Unido, según el estudio.

De seguir el ritmo de producción de ambos países, China adelantará a EEUU en dos años en un panorama científico cambiante en el que la producción de los antiguos pesos pesados como EEUU,Japón, Reino Unido y Alemania va en declive mientras la de potencias emergentes como India, Brasil y Corea del Sur aumenta.

Los datos del estudio no suponen que China vaya a ser el país más influyente en ciencia. El volumen de producción debe compararse también al de la calidad de los estudios publicados. Mientras el indicador usado por la Royal Society sólo contabiliza el número absoluto de estudios, otro índice conocido como el impacto contabiliza lo influyentes que son los trabajos de cada país a nivel mundial. "La calidad de los estudios de China es media, pues publican muchos resultados que ya habían hecho otros", advierte Juan José Damborenea, vicepresidente del CSIC. "En unos años veremos también una explosión en la calidad de sus trabajos", advierte.

España, novena
Según los datos de 2008, España es la novena en producción científica mundial y quinta entre los países de la UE. Sin embargo, el país dedica un 1,3% de su PIB a investigación, frente a la media europea, que supera el 2%.

"En los últimos años, en España se está premiando la calidad de los estudios y ya no se valora tanto la cantidad", señala Damborenea, quien reconoce que el aumento del volumen de producción de China y otras naciones emergentes es sólo un primer paso.

El segundo es refinar esa producción para hacerla cada vez más influyente. "Será necesaria una política de investigación europea más fuerte para no quedarnos atrás", advierteDamborenea.


FUENTE:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas