29 mar. 2011

Primer implante auditivo en los dos oídos de una prótesis invisible


El Hospital Universitario de La Ribera (Valencia) ha realizado el primer implante bilateral en España de la prótesis invisible Carina. Al tratarse de un dispositivo ubicado en los dos oídos, la paciente puede localizar las fuentes sonoras e identificar sonidos más precisos y naturales.

La joven que ha recibido el primer implante bilateral de la prótesis auditiva tiene 23 años y padece hipoacusia (pérdida de la capacidad auditiva) neurosensorial severa en los dos oídos. “Ha recuperado la función auditiva de la forma más aproximada al proceso fisiológico de audición normal”, ha explicado Javier Gisbert, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de La Ribera.

Según la paciente, gracias a este implante puede oír casi con la misma claridad que cualquier persona. “Cuando salgo a la calle cualquier ruido me llama la atención. Al principio oír el ruido de la máquinas de las obras me molestaba, lo empezaba a oír diferente. Enseguida noto el timbre del teléfono, la caída del agua en la ducha o los grillos en casa de una amiga”, ha señalado la joven.

La implantación de las audioprótesis se ha realizado en dos fases diferenciadas. Hace cerca de un año se implantó en el oído izquierdo y, tras un periodo de adaptación, el doctor ha activado el segundo implante. Su inserción se ha realizado mediante una sencilla operación, bajo anestesia general, en la que el cirujano ha realizado una incisión y un alojamiento detrás del pabellón auricular.

El doctor ha asegurado que “la información que el cerebro recibe de cada oído es diferente. Por eso, oír con los dos permite obtener una experiencia sonora mucho más plena y cómoda.” De ahí la importancia de este implante bilateral que además, “consigue mantener la estimulación de los dos conductos y, por tanto, evitar su deterioro”.

Dentro o fuera del mar

Como se coloca bajo la piel, este dispositivo evita la estigmatización, lo que contribuye a romper las barreras sociales que genera la pérdida de audición. También mejora la calidad de vida del paciente, ya que le permite realizar todo tipo de actividades cotidianas como ducharse o practicar deportes y evita la dermatitis de otros implantes.

Otra ventaja es que se implanta en el hueso temporal dejando completamente libre el canal auditivo, con lo que se generan menos distorsiones o acoplamientos acústicos. El sonido que le llega al paciente es mucho más natural y preciso: pueden oír el mar, su voz o sus pasos casi como una persona sin pérdida auditiva. Además, se evita el riesgo de obstrucción o infección del oído.

Alta tecnología auditiva

La cápsula G4 que se ha utilizado en la intervención quirúrgica es el modelo más avanzado del Sistema Auditivo Carina. Su tamaño, un 25% menor, facilita la implantación al ser más rápida y sencilla.

Entre sus ventajas destaca la presencia de un procesador externo que permite ampliar la potencia del sonido en los casos de pacientes con mayor pérdida auditiva y conectarse a dispositivos como el teléfono móvil. Además, dispone de un triple programa que permite una mejor adaptación en cada situación, y que el usuario puede seleccionar a través de un mando a distancia.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas