28 mar. 2011

Investigadores canarios crean alimentos y biodiesel con microalgas


Investigadores del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) especializados en biotecnología han logrado producir nuevos alimentos y enriquecer otros, generar biodiesel y hasta depurar aguas residuales con algunas microalgas y sus derivados.

Así lo ha explicado a EFE el director de la división de I+D del ITC, Gonzalo Piernavieja, quien destacó que Canarias "es un referente mundial" en la materia porque hay grupos de investigación que trabajan con algas desde hace veinte años, tanto desde la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria como desde el Banco Nacional de Algas y la institución a la que representa, creada en 1993.


El clima de las islas es óptimo para las microalgas, ya que su alimento básico es el sol y el dióxido de carbono, y dada la "masa crítica" en investigadores e infraestructuras científicas y tecnológicas que existe en este campo en Canarias, el ITC ha apostado por impulsar la I+D+i para llevarla a la actividad comercial e industrial "a corto o medio plazo".

Convencido de que la agricultura del futuro va a ser la de "bata blanca" y que esta vía aportará valor al sector primario, Piernavieja afirmó que se podrían cultivar microalgas como hoy se cultivan tomates, algo que ya se hace a pequeña escala en un invernadero de 1.200 metros cuadrados en las instalaciones que el ITC posee en Pozo Izquierdo, al sureste de Gran Canaria.

En la investigación sobre estos cultivos de microalgas están invirtiendo grandes empresas energéticas como Repsol, Endesa, Acciona e Iberdrola, a las que, entre otros centros de investigación españoles, asesora el ITC porque a partir de ácidos grasos de determinadas microalgas sus investigadores han logrado producir biodiesel.

Piernavieja explicó que las algas producen entre 10 y 20 veces más aceite por unidad de superficie que los cultivos energéticos tradicionales de cualquier planta oleaginosa, y subrayó que, además, no compiten con el suelo fértil porque se cultivan en unos tanques donde circula la biomasa, unos recipientes que necesitan una mínima cantidad de agua que no ha de tener una calidad determinada.

Como la idea es probar la viabilidad de estos cultivos a gran escala, algo que en Canarias es complicado por la escasez de suelo, el ITC contribuye en la actualidad al diseño de la que será la mayor planta de cultivo de algas proyectada en Europa, que se construye en Jerez (Cádiz), que estará operativa en dos años, anunció.

Además de producir biodiesel con ácidos grados derivados de microalgas, el ITC ha querido especializarse en nutracéutica (nutrición clínica) y en la creación de nuevos formatos alimenticios (novel food), ámbito en el que ha mantenido contactos con empresas del sector como Puleva y Pascual y colabora con empresas locales.

Las microalgas son fuente de ácidos grasos considerados "buenos", como los polinsaturados de cadena larga, principalmente Omega3 y Omega 6, de carotenoides, unos potenciales antioxidantes y anticancerígenos, y algunas también pueden ser una fuente natural de colorantes para la industria alimentaria, como la del sector de lácteos.


FUENTE:

ZONA ECO:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas