15 mar. 2011

Geocrowd: analizando la Web para el futuro

Durante los últimos años, gracias al explosivo uso de Internet, los avances en dispositivos de almacenamiento y la casi ubicuidad de las comunicaciones móviles, la humanidad ha creado una cultura en red de generación e intercambio masivo de información.

Todo eso suena muy bien, sin embargo nos dirigimos de forma inexorable hacia un gigantesco mar que aún no sabemos si se convertirá en un recurso inagotable de información y conocimiento, o bien, en una caótica tormenta de datos sin valor colectivo.

La gente al frente del recién lanzado proyecto Geocrowd está al tanto de esto, por eso su profundo interés en lo que llaman el arte de recabar, almacenar, analizar, procesar, reconciliar y crear grandes cantidades de información geoespacial creada por los usuarios de forma semántica, disponibles en la Web.



Con información geoespacial debemos entender en este contexto que también es la que proviene de la Web. Es decir, nos referimos a la Geoweb, donde la ubicación espacial también puede estar definida por su dirección IP en combinación con otro datos terrestres —latitud, longitud—.

El objetivo principal del proyecto Geocrowd es crear un nueva generación de científicos capaces de enfrentar aquel mar de datos y luego transformarlo en formas inteligibles/inteligentes de información, tan rápido y simple como lo hacemos todos los días con la ayuda de buscadores web como Google o Bing.

Para lograr su propósito, Geocrowd formará especialistas —Doctores en Ciencias— en la intersección de áreas tan diversas como minería de datos, software, hardware, Web 2.0 y ciencias cognitivas como la Inteligencia Artificial, Lingüistica y otras. Los investigadores se enfocarán en tres actividades básicas.


1.Explotar datos geoespaciales contribuidos por los usuarios. ¿De dónde provienen esos datos? De los ríos que habitan en Internet alimentados por redes de telefonía móvil, SMS, GPS y una multitud de servicios derivados.

2.Administrar eso geodatos a través de la Web. La Web es la plataforma crucial sobre la que fluyen todos esos datos, y también su interfaz principal.

3.Encontrar formas eficientes de recolección y diseminación de datos. Esto es con algoritmos más inteligentes que a la vez provean mejor desempeño y que, quizá, den paso a una nueva generación de Sistemas de Información Geográfica basados en la Web.


Geocrowd es un proyecto sustentado por la Unión Europea cuyos miembros provienen de Irlanda, Alemania, Dinamarca, Suiza y Grecia. Quizá sus resultados comenzarán a ser visibles en dos o tres años a partir de ahora.


FUENTE:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas