19 jul. 2011

Amazon lanza su servicio de alquiler de libros de texto


Parece que Amazon no va a parar de innovar en lo que en el mundo de los libros digitales, si hace poco hablábamos de la apuesta de Google con su propio lector de ebooks integrado ahora toca hablar de una nueva funcionalidad que ha introducido la compañía a su tienda de ebooks: el servicio de préstamo de libros de texto. No es simplemente un servicio más sino que es una puesta de cartas sobre la mesa en toda regla, pretendiendo que en un futuro próximo el alquiler llegue a sustituir incluso a la compra de libros, más barato, más útil según que casos y sobre todo mucho más ágil. Y es que salvo por aquellos títulos que nos gusten o nos llamen la atención especialmente ¿realmente es necesario quedarse con un ebook de por vida cuando es probable que no volvamos a leerlo en muchísimo tiempo, quizás nunca?


El tema resulta todavía más interesante en lo tocante a textos de investigación o volúmenes de ciertas obras por ejemplo que sólo tocas una vez para hacer cierto trabajo de la universidad, por ejemplo. Cuántas veces me habré visto forzado a comprar un pesado, caro y gordo libro para realizar tal o cual tarea que luego se queda en la estantería permanentemente cogiendo polvo. De cara a un estudiante, la idea de por un módico precio, mucho más barato que el de la compra de un ebook pueda acceder a un libro en su versión digital para consultar unos datos, ponerse al día en cierto tema o elaborar un informe resulta ciertamente atrayente.

El sistema no va a estar en un principio disponible como es lógico para toda la biblioteca digital de Amazon, solo para algunos títulos que mostrarán una pestaña especial dedicada desde la que se puede acceder a todas las opciones del alquiler. De momento se puede escoger entre un periodo de 30 días y de 365 días (útil para libros que se usan a lo largo de todo un curso escolar), aunque se puede ir ampliando progresivamente según las preferencias del usuario. En general el ahorro, según Amazon puede ser de hasta el 80% respecto al libro de texto, lo que supone que podemos acceder a ciertas obras por un precio ínfimo. También es importante notar que podrán leerse desde el PC, un Kindle o un dispositivo iOS o Android.

Como comentaba la nueva función parece más encaminada a libros de texto y obras de investigación y educación que por ejemplo para novelas, aunque tampoco me extrañaría que se viese eventualmente expandido a estas últimas también. Hay libros que leen, te marcan y si es posible que puedas querer adquirirlos para tenerlos siempre, pero muchos otros, al menos en lo personal, pasan sin pena ni gloria, la posibilidad de poder adquirirlos a un precio más barato puede ser muy beneficiosa. Habrá que ir viendo qué tal funciona el sistema y la respuesta de los usuarios, pero si las intenciones de la compañía se materializan ¿es posible un futuro donde haya más ventas que alquileres, sea cual sea el ebook?



FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas