19 jul. 2011

La inteligencia artificial, argumento de una ópera


"Hablo, toco, oigo, huelo. Oído, nariz, boca, ojos están emulados con fiabilidad humanoide". Son las primeras palabras de Casparo, el protagonista de la ópera homónima que ayer acogió el Palau de la Música, en la inauguración del congreso internacional sobre inteligencia artificial que se celebra en Barcelona esta semana. El investigador Luc Steels y el neurocientífico Óscar Vilarroya han puesto música y letra, respectivamente, a una obra que lleva a un escenario de ópera un tema poco común: la emulación de las capacidades humanas en máquinas.


El argumento es simple. Graziano compra un robot para convertirlo en un cocinero que le haga rico a base de ganar concursos. Pero su mujer le enseña por casualidad a cantar. El androide desbarata los planes de su dueño y acaba dedicándose a la música, tras robarle además el cuerpo y la esposa.

La representación pretende homenajear a "la parte de la inteligencia artificial que se basa en los procesos madurativos de los robots autónomos", según Vilarroya, uno de los autores. Se trata del aprendizaje automático, el método de ensayo y error de los humanos y los animales y que los científicos intentan trasladar a las máquinas. Una materia novedosa para una ópera neobarroca con algunos detalles tecnológicos, como los sensores y la cámara que luce la cantante que interpreta al robot y cuyo contenido (imágenes y datos) se proyectan en una gran pantalla.

El congreso continúa hoy con la intervención de diversos expertos en inteligencia artificial que intercambiarán conocimientos y avances. Más de 1.400 personas acudirán a las diversas actividades programadas, entre las que destacan el "día de la industria" -en la que empresas como Google o Microsoft presentarán sus aplicaciones de inteligencia artificial- o la competición anual de sistemas automáticos de compra.

Entre las novedades que se presentarán, Carles Sierra, vicedirector del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial y organizador del congreso, subraya la colaboración entre máquinas para resolver conflictos. "Como los humanos. Tú sabes de algo y yo de otra cosa; si colaboramos, obtenemos mejores resultados", afirma.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas