20 jul. 2011

Consiguen organos fluorescentes gracias a una proteína


Podría pensarse que esta imagen es un photoshopeado funesto de un ratón satánico abierto en canal, pero no, no es falta de habilidad ni ningún ratón ha sido despojado de su abdomen o alma.

Lo que veis no es más que lo que se consigue gracias a una proteína fluorescente llamada iRFP que permite la obtención de imágenes in vivo de órganos internos directamente.

Los descubridores de esta proteína son un equipo del Albert Einstein College de Medicina de Nueva York y deriva de pigmento fitocromo detector de luz de una bacteria que puede excitarse con luz cercana al espectro infrarrojo y también la emite.


Lo bueno es que no requiere exposición a ningún tipo de radiación o contrastes químicos ni es tóxico, pero requiere la inyección de partículas de adenovirus que contienen el gen para que al infectar las células produzcan la proteína iRFP.

En este caso lo han hecho con el hígado de un ratón, que tras ser expuesto a luz cercana al infrarrojo ha empezado a emitir, siendo posible detectar dicha luz con un dispositivo especial.

La luz se empezó a notar al segundo día y al quinto ya era como Rudolf, por lo que si por alguna razón no pasa los controles sanitarios correspondientes para humanos, siempre tendremos una alternativa a las luces de navidad con estos ratones “infectados”. Apuntad en la agenda una nueva alternativa más para el apocalipsis zombie.

FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas