22 jul. 2011

Última fase del proceso de selección de los galardones Severo Ochoa


Los responsables de los ocho centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que aspiran a recibir el galardón de excelencia científica Severo Ochoa, promovido por Ministerio de Ciencia e Innovación, han expresado esta mañana los méritos que convierten a cada uno de sus institutos en merecedores del premio. Cada responsable ha expuesto sus argumentos frente a la titular de la cartera de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, junto a los mandatarios del resto de los centros seleccionados.

El CSIC representa más de un tercio de las candidaturas, que suman 22 en total. La mención pretende identificar y promover el desarrollo de las unidades de investigación españolas que ya destacan entre las mejores del mundo en su especialidad. Por ello, el galardón supondrá el ingreso de un millón de euros anual durante cuatro años para los centros que resulten ganadores.


Hasta un máximo de 10 aspirantes podrán recibir la distinción, cuyo resultado se hará público en noviembre. Los ocho centros nominados del CSIC han sido escogidos entre las 60 candidaturas aptas de las 75 que se presentaron.

Los responsables han destacado las siguientes virtudes sobre sus respectivos centros:

El director del Instituto de Ciencias Matemáticas (centro mixto CSIC-Universidad Autónoma de Madrid), Manuel de León ha afirmado: “El Instituto de Ciencias Matemáticas, el único en su área entre todos los del CSIC, cuenta con la colaboración de tres universidades públicas, sus investigadores han obtenido resultados de gran relevancia en los dos últimos años y tiene colaboraciones científicas con los mejores centros matemáticos del mundo. La consecución de un Severo Ochoa supondría un salto cuantitativo y cualitativo de tremendas consecuencias que permitiría desarrollar líneas emergentes y potenciar las ya existentes”.

Carlos Muñoz, que vicedirector del Instituto de Física Teórica (centro mixto CSIC-Universidad Autónoma de Madrid) afirma: “Objetivo esencial de nuestro instituto es la búsqueda de las leyes fundamentales de la naturaleza, un área de investigación que está entrando en un periodo de extraordinario dinamismo gracias a la existencia de novedosos datos experimentales cuya interpretación nos ha de dar nuevas claves sobre el universo. El instituto tiene una enorme presencia internacional y desarrolla así mismo una intensa tarea de formación de jóvenes investigadores y de transmisión de conocimiento a la sociedad”.

El Centro Nacional de Biotecnología está dirigido por Jose María Valpuesta, quien ha expresado: “La ciencia de nuestro país ha mejorado mucho durante los últimos 30 años, pero no hay muchos científicos de verdadero renombre y ni centros de investigación de fama internacional. A mi modo de ver, es imprescindible apoyar la excelencia, no sólo para que haya unas referencias clara de nuestra ciencia en el extranjero, sino para servir de modelo a otros centros del país.”

El director del Centro de Recerca Agrigenómica (consorcio CSIC-Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàires), Pere Puigdomenech, destaca que dicho instituto “es líder en áreas clave para la ciencia como la agricultura, la alimentación y las plantas, por lo que el nombramiento como Severo Ochoa apoyará el estudio de estos temas lo que reforzará la actividad del centro”.

Por su parte, Fernando Hiraldo, director de la Estación Biológica de Doñana, ha aseverado que Doñana, “gracias al esfuerzo de la investigación, se ha convertido ya en un referente mundial en temas como la biodiversidad y el medio ambiente. Recibir el galardón Severo Ochoa supondría el fortalecimiento de otras líneas estratégicas de interés y el aumento de su internacionalización”

Instituto de Neurociencias de Alicante (centro mixto CSIC-Universidad Miguel Hernández) ha sido defendido por su vicedirector, Salvador Martínez: “La investigación que se realiza en este instituto es fundamental para conocer el funcionamiento y la estructura del cerebro. Una de sus fortalezas es su catecogría de centro misto que une investigación puntera con docencia a través de la universidad”.

Eduard Vallory dirige la Barcelona Graduate School of Economics (centro mixto CSIC-Universidad Pompeu Fabra-Universidad Autónoma de Barcelona). Vallory considera que “las fortalezas de la Barcelona Graduate School of Economics son: el trabajo conjunto de los cuatro grupos que lo componen y el alto nivel de sus académicos”.

Por último, el director del Centro de Ciencias Humanas y Sociales, Eduardo Manzano, ha expresado: “Nuestro centro tiene la fortaleza de aunar en un único espacio a decenas de grupos de investigación de alto nivel en ciencias humanas y sociales. Este entorno potencia la multidisciplinaridad y el intercambio de ideas, hecho fundamental para el avance cultural de una sociedad. Formar parte de los Severo Ochoa significaría que las ciencias humanas y sociales se equiparan a los estándares del resto de disciplinas”.

Nota de prensa (pdf, 97kb) [Descargar]


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas