19 de jul. de 2011

Una lata, un condón: Como combatir de manera eficaz el SIDA en África


Navegando con mi pequeña barca por los lares de internet, me he topado con una de las cosas más curiosas que he encontrado hasta ahora en un blog: un buen eslogan que llama la atención y sobre todo, una maravillosa idea. Hoy hemos descubierto el blog de @kurioso (el cual recomendamos) y en él este post que nosotros queremos rescatar para que vosotros que nos leéis opinéis sobre el tema.

De todos es sabido las altas tasas de prevalencia del SIDA en países tercermundistas, concentrados sobre todo en África. Faltan especialistas sanitarios, medicamentos, infraestructuras y un millón de cosas más para tratar dicha enfermedad pues es altísimo el número de afectados. Pero, ¿Nos preocupamos lo bastante por la prevención? Por supuesto, prevenir es siempre mejor que tratar, pero en el mundo actual, cosa que hacemos mal, se mira más por el tratamiento curativo/paliativo que por el tratamiento preventivo.



Un eficaz método preventivo es el preservativo, tanto para el SIDA como para también el elevado número de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Sería genial que este tipo de población tuviera un fácil acceso a este método anticonceptivo, tan "barato" y accesible en nuestra sociedad y tan "encarcelado" en la de allá. ¿Qué falta? Una idea, y es precisamente la que hemos encontrado en el blog que os mencionamos.

Es muy triste que en África se pueda conseguir antes una simple lata de la reconocida marca de bebida que un condón. Kurioso ofrece la idea de que en cada lata vaya incluido un preservativo, y la verdad, es que pensamos que sería una medida que mejoraría bastante la calidad de vida de muchos.

Pero el artículo no es sólo interesante por la idea sino por la reflexión del final. Y qué decir, que tienes razón en todo compañero (muy buena esa conversación via Twitter con el máximo responsable de Coca-Cola en España). La insoportable moralidad (en algunos temas, no generalicemos) de la iglesia en el ámbito de la prevención, para mí es una lacra social, un lastre, por no hablar de la política intransigente que siguen los mandamás de algunos países africanos que verían en esta idea una especie de cuchillo que partiría en mil pedazos sus espectaculares ideas conservadoras. Sería un sacrilegio que Coca-Cola promoviese una campaña de este tipo en tales países, pues, no olvidemos que quizás para ellos se acabaría parte de su negocio y ya el pez tiburón perdiese peso y fuera uno más del mundo marino.

Está bien, el proyecto tan a gran escala por ahora no, pero, ¿Y si lo hacemos en los países desarrollados? ¿Acaso no hay adolescentes que por desconocimiento, vergüenza o represión no compran condones y tienen sexo sin protección? Esta idea también vale para nuestra juventud, la famosa bebida nunca falta en los botellones, en las fiestas, pubs o discotecas y por tanto, siempre estaría presente el condón y por tanto, los jóvenes tendrían aún más fácil el acceso a este método profiláctico y su uso aumentaría, a la inversa que las ETS.

Gobiernos que buscan personas con ideas, con buenas y excelentes propuestas como la que desde nuestro punto de vista, presento humildemente con este post siempre las ha habido, las hay y las habrá, pero, ¿Quién las escuchará?


FUENTE:
http://elpacienteytu.blogspot.com/2011/07/una-coca-cola-y-un-condon.html


Hemeroteca

Etiquetas