1 ago. 2012

Crean el semiconductor láser más pequeño del mundo

Así lo atestiguan un grupo de investigadores de China, Taiwán y Estados Unidos. Los físicos han logrado desarrollar el semiconductor láser más pequeño del mundo. Un importantísimo avance en la tecnología fotónica que podrá tener aplicaciones potenciales de la informática a la medicina.



Y es que según los investigadores de la Universidad de Texas, en colaboración con colegas de Taíwán y China, explican que el láser, un dispositivo nanoláser, es tan pequeño que no se puede ver a simple vista.

La importancia en su desarrollo habría que entenderla en sus implicaciones futuras de las diferentes materias. Según los físicos:

La miniaturización de los semiconductores de láser es clave para el desarrollo de la tecnología basada en fotones, para que sea más rápida, pequeña y de menor consumo de energía. De esta manera tendremos chips de computadoras ultrarrápidas, biosensores de alta sensibilidad para la detección, tratamiento y estudio de enfermedades o incluso para la próxima generación de tecnologías de comunicación.

Los dispositivos fotónicos podrían utilizar el nanoláser para generar señales ópticas y transmitir información llegando a tener el potencial para reemplazar los circuitos electrónicos.

Aún así, el tamaño y rendimiento de los dispositivos fotónicos tienen un problema o barrera conocido como el límite de difracción óptica en 3D. Esta se describe como:

La limitación en la capacidad de los instrumentos ópticos para distinguir entre dos objetos separados por una distancia de menos de aproximadamente la mitad de la longitud de una onda de luz utilizada en la imagen de una muestra.

Y es aquí donde el equipo de investigadores afirma haber descubierto una forma de evitar esa barrera. Según los mismos:

Hemos desarrollado un dispositivo nanoláser que opera muy por debajo del límite de difracción en 3D. Creemos que nuestra investigación podría tener un gran impacto en las tecnologías de nanoescala. El siglo XXI es el siglo de la luz.

Una tecnología tan pequeña que es imperceptible a la vista y cuyas aplicaciones prácticas podrían estar aún muy lejos. Los investigadores han señalado que podrían pasar muchos años antes de que la tecnología pueda ser aplicada a los productos electrónicos.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas