2 ago. 2012

Flightless I, la proteína que evitaría la metástasis del cáncer

Entre las peores cosas que te pueden decir en la vida es que tienes una enfermedad tan dura y desoladora como es el cáncer. Una mutación en una célula que promueve una reproducción muy acelerada de la misma y de sus hijas, perdiendo el control de sus funciones o adquiriendo otras que no les corresponden, invadiendo tejidos contiguos u otros diferentes. 





Este hecho de pasar de un órgano a otro se conoce como metástasis, es donde el cáncer se hace más incontrolable y peligroso. Afortunadamente científicos han descubierto una proteína  que reduciría el riesgo de metástasis, haciendo que las células cancerígenas permanecieran en un solo órgano.

Se trata de la proteína Flightless I, llamada así por su efecto en las moscas de la fruta, que las deja sin volar. El trabajo de la proteína, en este caso, sería actuar sobre la movilidad de las células aumentando la “pegajosidad” entre ellas, dando un poco más de tiempo a los tratamientos. Christopher McCulloch explica con sus palabras las espectativas que tienen con esta investigación:

The study of flightless and its role in the control of cell movement offers the promise of developing new drugs and treatments to control diseases in which cell movement has gotten out of control, (…) We hope that one day treatments to regulate cell movement could be used to bring under better control the spread of cancer cells from a tumor into the rest of the body.

El estudio de la proteína Flightless y su papel en el control del movimiento de las células ofrece una vía para desarrollar nuevos fármacos y tratamientos para tratar enfermedades en las que el movimiento celular ha quedado fuera de control. (…) Esperamos que un día los tratamientos que regulen el movimiento celular puedan ser usados para controlar la metástasis del cáncer.

Para llegar a descubrir esto, los científicos usaron tres grupos de células que generaban cantidades normales de la proteína o bien estaban genéticamente modificadas para generar cantidades anómalas, después, estudiaron el movimiento en los diferentes grupos y examinaron las partes especializadas de la célula que les permite pegarse a los tejidos, encontrando una marcada tendencia de las células modificadas para quedarse más fijas que las demás.

Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas