17 de may. de 2010

El espía del medioambiente europeo


A finales de año estarán disponibles en Internet los primeros datos de referencia que ayudarán a la gestión ambiental y a la toma de decisiones ante inundaciones o incendios.

El GMES (Monitorización Global para el Ambiente y la Seguridad) es un ambicioso proyecto de la UE, en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), que intenta reunir toda la información medioambiental del continente, recogida a través de satélite de observación de la Tierra, aeronaves o diversas estaciones terrestres, para entender de qué manera cambia el entorno. Las aplicaciones derivadas de esta información pueden ayudar, entre otro sinfín de utilidades, a facilitar la toma de decisiones medioambientales o responder ante emergencias como inundaciones o incendios forestales.

En esta línea Indra, ofrecerá desde finales de año, los primeros datos de referencia de 38 países del continente. «Es la información base para los servicios que se pueden montar encima», explica Antonio Garzón López de Sistemas de Teledetección de Indra Espacio. Los datos que se han hecho públicos hasta el momento, como por ejemplo el Atlas Urbano de la Dirección General de Política Regional de la UE son ya productos derivados, es decir, aplicaciones finales.

Además de desarrollar el sistema informático que permitirá el acceso universal a través de Internet, la compañía ofrecerá la información hidrográfica con datos sobre los ríos, lagos, embalses..., y un Modelo Digital Terrestre, es decir, datos sobre la elevación de cada punto del terreno de un total de 5,8 millones de km2, respetando en ambos casos la regulación de la UE sobre estandarización en la recogida, organización y publicación de datos (Directiva Inspire).

Conocer exactamente por dónde circulan los ríos, saber qué zonas cercanas a éstos están dedicadas a la explotación agrícola o hacerse una idea de los niveles de contaminación de las aguas, observando el crecimiento de las algas para poder tomar las decisiones más adecuadas tanto en la gestión del agua como en circunstancias excepcionales o de emergencia son objetivos de los futuros servicios GMES.

Para los datos de elevación se utilizan los proporcionados por diversos satélites, como el Aster, de la NASA y el gobierno japonés, con una resolución en torno a los 30 metros por pixel (la relación sería de un pixel en la pantalla por 30 metros de terreno).


Unificar Europa

En el caso hidrográfico, se han utilizado varios satélites, como el SPOT o el IRS, para generar una imagen completa del continente cuya calidad es un poco mejor, unos 20 metros por pixel, y permiten detectar lagos de un tamaño mínimo de 100 por 100 metros. Una buena manera de comenzar a unificar los criterios de calidad de información del territorio en todos los países del continente que, de momento son bastante diversos.

Es importante destacar que pueden no ser los mejores datos disponibles a nivel de un país específico (España, Francia, o Reino Unido tienen mejores datos) pero sí son los mejores disponibles de forma homogénea para todos los países. «Para final de año se empezará a publicar en Internet. El total de los datos tardarán en estar disponibles en unos dos años», detalla Garzón.





Hemeroteca

Etiquetas