20 de may. de 2010

¿Tienes un gran proyecto pero necesitas dinero?


Leyendo aquí en ALT1040 sobre el proyecto Diaspora y la forma tan rápida que han logrado financiamiento, a la hora de escribir este post llevaban US$173.415, me dio mucha curiosidad sobre el mecanismo que han usado para recolectar los fondos. Me puse a investigar y como me gusta mucho la idea, termine aportando US$5 de mi bolsillo. Más allá del descubrimiento de un interesante proyecto, que posiblemente se convierta en el gran competidor de Facebook en unos pocos meses, lo que más me ha llamado la atención es la herramienta usada para obtener el dinero necesario para comenzar.

Diaspora usa KickStarter para levantar el dinero necesario para fundar la compañía. Su meta inicial era obtener US$10.000 antes del 1 de junio, probablemente para esa fecha tengan más de US$200.000 en fondos para usar. Y aunque creo que la idea es muy buena, parte fundamental del éxito se debe a que han usado un servicio increíblemente fácil de implementar, y que presenta grandes ideas y proyectos de una forma sencilla, con una novedosa forma de obtener fondos para poner todo en marcha.

KickStarter es un Santo Grial, una nueva forma de financiar ideas creativas y ambiciosas. Presenta las ideas de una forma clara y directa. Se especifica muy bien cuanto dinero se necesita para poder comenzar, se pone una fecha limite, y se da opciones para que quienes colaboren obtengan distintos beneficios del proyecto, dependiendo de la cantidad de dinero que han colocado. También hay un todo o nada, si se sobrepasa lo que se necesita el dinero está disponible, de no alcanzarse la meta, el proyecto simplemente no se realiza.

Una buena idea, bien comunicada, puede propagarse rápida y amplia. Un grupo grande de personas puede ser una enorme fuente de dinero y aliento.

Tengo tiempo pensando que llegará un día en que muchas películas y series de televisión puedan usar esta forma alternativa de financiamiento. Me imagino mucho a Joss Whedon liberando su creatividad e imaginación más allá de lo que las cadenas de televisión de EEUU le permiten. De hecho ya hay ejemplos interesantes, el dibujante y animador Joe Murray, creador de La Vida Moderna de Rocko, tiene un proyecto para lanzar KaboingTV.com, un canal independiente para Internet especializado en cortos animados. De los casi 17.000 dólares que necesita, ya lleva $12.700. Al ver muchos proyectos me recordé del corto Conditioned del humorista venezolano Alejandro Hernandez, y cómo puede KickStarter ayudarlos en su carrera, y a potenciar su creatividad. Si mezclas Twitter, Facebook, KickStarter con una gran idea, el resultado será sorprendente.

Si tienes una gran idea, o piensas que algún día la tendrás, no pierdas más el tiempo organizando solamente las colectas para las cervezas del viernes. Dale un golpe a tu imaginación, usa las herramientas que hay en Internet y llenate de los dólares que te convertirán en el próximo Tarantino o Abrams o Morricone o Zuckerberg. Ya ni las excusas para no serlo tienes.






Hemeroteca

Etiquetas