24 jul. 2012

Implantes de mini telescopios para mejorar la visión

¿Recuerdas el ojo derecho del hombre de los seis millones de dólares? Con la operación que le practicaron a una señora de 82 años, la visión telescópica deja de ser una virtud de la ciencia ficción. De ahora en más, y si todo sale bien, el CentraSight será un mini telescopio que se implantará detrás del iris de los pacientes que tengan problemas de visión severos. 





Por ahora sólo se ha hecho una intervención y los resultados todavía están por verse, pero parece que este procedimiento de bajo costo ofrecerá una mirada positiva hacia la mejora de la visión para pacientes que ya están en situaciones desesperantes.

La medicina actual encuentra en la tecnología un gran porcentaje de todas las posibilidades a las que puede aspirar en cuanto a evitar o para resolver los problemas de salud de las personas y cada vez que pensamos en ello la mente recopila diversos formatos de aplicación. Información, estudios, experimentación y también se encarga de prótesis que van más allá de ofrecer una estructura maciza que sirva de apoyo o de disimulo al mutilado. La imposición de los órganos artificiales y los miembros protésicos de alta gama nos acostumbraron a ver cosas como que a un hombre le hayan implantado una cámara en sus ojos, y ahora es hay un caso similar que nos llama la atención. Se trata de Doris Ekblad-Olson, una señora de 82 años que tiene lo que todo pirata quisiera o conquistador quisiera, un mini telescopio detrás de su iris.

El caso está a cargo del Dr. Starck Johnson, oftalmólogo especialista en nuevos procedimientos que le propuso a Doris tratar su degeneración macular húmeda con un tratamiento de lo más extraño, poniendo un telescopio minúsculo detrás de su retina. Al hacer esto, el doctor tenía la intención de “pisar” todas las heridas producidas por la enfermedad y aprovechar la parte sana del ojo para ampliar su potencia. Es que Doris contó que ya no veía la cara de las personas que tenía enfrente, ni podía ver su comida. Esto fue producto de esta enfermedad crónica, en donde los vasos sanguíneos empiezan a “gotear” y destruyen paulatinamente la visión central. Con la inclusión del aparato llamado CentraSight detrás del iris de su órbita averiada. De esta manera, las imágenes centrales son ampliadas y proyectadas a la retina que todavía está sana.

Con una larga recuperación y adaptación por delante, Doris tendrá que ejercitar su cerebro a través de la práctica y del paso del tiempo para que el ojo sano y el ahora tratado equiparen las imágenes que reciben y su cerebro pueda interpretarlas sin conflicto alguno. El telescopio tiene el tamaño de un pequeño botón (no pudimos hallar por ningún lado las dimensiones), y según lo que relató el médico, la cirugía no es tan cara, pero sí hay ciertos parámetros de elegibilidad que hay que sortear para poder acceder a ella. Es que hay visiones que están tan afectadas, que este mini telescopio no hará diferencia. Otro requisito es el de no haber sido operado de cataratas o no tener más de 75 años (Doris es claramente una excepción). Con un costo de 1600 dólares aproximadamente, es sin dudas una gran alternativa para quienes quieren intentar recuperar algo de su vista.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas