16 jul. 2012

La Gomera y Las Ubiñas-La Mesa, nuevas reservas de la biosfera en España


La UNESCO, a través del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) ha inscrito dos nuevos lugares españoles a la Red Mundial de Reservas de Biosfera, que cuenta ya con 599 reservas en 117 países. Los lugares son la isla canaria de la Gomera y el parque Las Ubiñas-La Mesa de Asturias. 






Las reservas de la biosfera son lugares designados como sitios de experimentación de diferentes métodos de gestión integrada de la biodiversidad y de los recursos naturales, ya sean terrestres, costeros marinos o de agua dulce.

Esta semana, 20 nuevos espacios se han añadido a la Red Mundial de Reservas de Biosfera, que cuenta ya con 599 reservas en 117 países. 

Esta vez, el Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO ha decidido inscribir a la red dos nuevos lugares españoles: La Gomera (Canarias) y Las Ubiñas-La Mesa (Asturias). 

La Gomera ocupa una posición central entre las islas de Tenerife, La Palma y El Hierro. Su designación como reserva de la biosfera se debe sobre todo al Parque Nacional de Garajonay donde se alza la cumbre del mismo nombre, la más elevada de la isla con 1.487 metros de altitud, y cuyos paisajes contribuyen a la configuración de la isla. 

El parque de Las Ubiñas–La Mesa, situado en la parte central de la Cordillera Cantábrica, presenta bosques maduros que conservan su estado primigenio y posee un alto grado de biodiversidad. 

Su importancia también reside en la presencia de algunas especies animales protegidas como el oso pardo cantábrico y el pájaro carpintero, así como varias especies domésticas únicas en su género.

También ampliación de la reserva de Doñana 

Además de la declaración de estas dos nuevas áreas, la UNESCO ha ampliado la reserva de la biosfera del Parque Nacional de Doñana (designada en 1980). 

La ampliación ha triplicado la superficie total de la reserva, abarcando una de las zonas de humedales más importantes y diversos paisajes. 

En el caso de la reserva de la biosfera de Sierra Nevada (designada en 1986), se ha realizado una nueva zonificación para abarcar el núcleo central de la Cordillera Penibética, donde se encuentra la cima más alta de la Península Ibérica: el pico Mulhacén (3.482 metros). 

Las reservas de la biosfera son lugares designados por el MAB de la UNESCO como sitios de experimentación de diferentes métodos de gestión integrada de la biodiversidad y de los recursos naturales, ya sean terrestres, costeros marinos o de agua dulce. En ellas se experimentan y aprenden prácticas de desarrollo sostenible.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas