17 jul. 2012

SeaOrbiter, buque de investigación marina futurista


Solo con verla en una imagen ya me llamó poderosamente la atención, pues la silueta del SeaOrbiter no es para nada común, y nos remite directamente a una de esas máquinas increíbles de una película de ciencia ficción. Pero puede que no estemos ya tan lejos de poder ver esta particular híbrido entre barco y submarino, pues este diseño tan particular de laboratorio oceanográfico podría hacer finalmente el paso definitivo de la mesa de planos de los ingenieros a los astilleros de construcción. 




Por su particular forma tipo vela, con un diseño en el que prima la verticalidad (en contraposición a la horizontalidad típica de los barcos), parecería que esta máquina no es capaz de navegar por alta mar, pero no es así. Con una combinación de varias fuentes de energía (solar, eólica, mareomotriz y de biocomustible), el SeaOrbiter será capaz de desplazarse por si solo (aunque para largos trayectos lo remolcarán) y constituirá una base de investigación marina para varios científicos equipada con la última tecnología.


Con una altura total de 51 metros (31 de ellos sumergidos bajo el agua), el SeaOrbiter está diseñado para flotar en posición vertical y su casco estará hecho de una aleación de aluminio y magnesio que dicen será cinco veces más gruesa que la de un buque convencional. Por su particular diseño la mayoría de las estancias residenciales estarán en la parte superior, mientras que los laboratorios y demás instalaciones ya se encontrarán bajo el nivel del mar. Algunas de esas cubiertas tendrán una presión de la cabina igual a la presión externa del agua, permitiendo así a sus ocupantes vivir durante largos períodos “en profundidad” y ya con el traje de buzo realizar largas y frecuentes excursiones bajo el agua.

La construcción del SeaOrbiter está dirigida por el arquitecto francés Jacques Rougerie, el oceanógrafo Jacques Piccard ¿Algo que ver con el futuro capitán Piccard del Enterprise? y el astronauta Jean-Loup Chrétien. Los primeros bocetos y conceptos empezaron en 2011, y se espera que en pocos meses (quizá Octubre mismo) se empiecen las primeras labores de construcción. Se estima un coste total de entre 40 y 50 millones de euros, y para ampliar información y ver espectaculares planos y maquetas podéis consultar la página Web del proyecto. ─ [Earthsky]


Fuente:





No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas