6 jun. 2011

¿Cómo aprovechar la energía solar?





Estamos consumiendo los combustibles fósiles a una velocidad tan gigantesca que para el final de este siglo, ya no habrá más. Por un largo tiempo, se pensó que la energía atómica sería la solución, pero el evento en Chernobyl advirtió acerca de los inmensos riesgos que este tipo de energía trae aparejada. La energía solar sería una alternativa mucho más segura y sin costo alguno.


El sol, como las demás estrellas, produce energía a través de la fusión atómica. La atmósfera refleja alrededor del 30% de la radiación del sol y absorbe un 20%. El 50% restante llega a la Tierra. Aunque llegue relativamente "poco" porcentaje esta cantidad de energía es hasta 170 millones de veces mayor que la energía producida por las plantas de producción de energía más grandes del mundo.


Actualmente, existen hornos solares. La luz solar es utilizada para cocinar, utilizando un espejo cóncavo que concentra la luz del sol en la comida u olla. Otros tipos de hornos utilizan un sistema de espejos planos para direccionar los rayos del sol hacia la comida.

El funcionamiento de la caldera solar está basado en la misma idea. Se puede construir una construcción de varios niveles, con un lado cubierto por espejos, así forman un espejo cóncavo gigante. La cámara se calienta y puede llegar hasta 3.000ºC, una temperaura que fundiría a la mayoría de los metales.

En cierto punto todas las casas son calefaccionadas por la luz solar, pero algunas son pensadas para utilizar esta fuente de energía libre. Tienen grandes ventanas en los costados, expuestas a la luz del día en el mediodía, y ventanas pequeñas en los lados que tienen sombra. Las ventanas grandes pueden ser montadas en ángulos, lo cual aumentaría la cantidad de energía solar capturada. Las cortinas hechas de un material térmico, que, cerca de la noche, ayudan a mantener el interior de la casa caliente. Estos son ejemplos de utilización pasiva de la energía solar.

Muchos hogares utilizan energía solar para calentar el agua. La luz del sol calienta el agua fría pasando a través de paneles cerrados, llamados colectores. Estos funcionan como radiadores, absorbiendo el calor para calentar el agua. Por lo general, se encuentran montados en los techos de las casas, bajo un ángulo que les permite utilizar la mayor cantidad de energía solar posible.

Las baterías solares son aparatos electrónicos que utilizan el fenómeno fotoeléctrico para producir energía. Una fotocélula única genera una tensión débil, es por esto que varias células tienen que ser unidas en serie, para que la batería solar pueda ser utilizada como una fuente de energía. Las fotocélulas parecen pequeñas placas hechas de metales semiconductores, usualmente silicona. La batería tiene una capa de vidrio que la envuelve, y una capa de aluminio que sirve para reflejar. Una batería de este tipo permite una corriente de 2 amperes, una tensión de 17 volts y un poder máximo de 34 watts.

En algunos sitios, la mayor parte de la energía que requiere un hogar promedio podría ser producida desde paneles solares. Parte de la corriente eléctrica generada puede ser utilizada para cargar baterías. Estas baterías solares son muy seguras. Una vez que son montadas, prácticamente no requieren mantenimiento. Pueden funcionar por años sin supervisión alguna.


FUENTE:

1 comentario:

alvmadrigal dijo...

De verdad considera que si seguimos consumiendo energia
de la manera como lo estamos haciendo no existira el futro.
Hoy tenemos que cambiar, fomentando entre todas las personas
del planeta el desarrollo sustentable.

De verdad creo que la energia solar es el futuro y el presente
la energia sera solar hoy y simpre.

Hemeroteca

Etiquetas