6 jun. 2011

Dinópolis, el escaparate científico del Jurásico





Aunar la ciencia, la cultura y el ocio. Este ha sido el ambicioso objetivo con el que hace ahora 10 años se creó en Teruel el Territorio Dinópolis, un parque temático que ha aprovechado el potencial paleontológico de la provincia para arrastrar desde entonces a más de un millón y medio de visitantes hasta las mayores instalaciones de Europa dedicadas al mundo del Jurásico.


En esta década, Dinópolis se ha convertido en un importante motor económico para la ciudad y ha cobijado a la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel, en la que trabajan nueve paleontólogos, bajo la dirección de Luis Alcalá, y un restaurador. Para ello cuentan con más de 500 metros cuadrados de laboratorios, en donde también se realizan talleres de formación en restauración de fósiles.


El equipo ha descubierto, en 2003, el 'Turiasaurio riodevensis', el dinosaurio más grande de Europa, que llegó a pesar unas 40 toneladas y medir más de 30 metros de longitud. En septiembre presentaron los restos fosilizados de otro dinosaurio de grandes dimensiones, cuya especie aún está por determinar.

En los 3.000 metros cuadrados del Museo no sólo se pueden ver los fósiles originales de este ejemplar, sino que hay recreaciones de grandes ejemplares de saurios encontrados en otro lugares, así como de otros muchos seres vivos primitivos, desde los estromatolitos (bacterias) que se consideran los microorganismos más antiguos, hasta mamuts y osos cavernarios.
Diferentes enclaves

Con el tiempo, además, Dinópolis se fue desgajando en nuevos enclaves, repartidos por la provincia: en lugares donde se han encontrados piezas especialmente valiosas se han abierto pequeños museos que forman parte del Territorio. En Galvez, por ejemplo, se pueden ver rastros de huellas de dinosarios (icnitas) y en Rubielos de Mora hay interesantes piezas de ámbar con insectos de hace 100 millones de años.

Y en el mismo parque, el museo se completa con atracciones que acercan, especialmente a los niños, al misterioso mundo del pasado del planeta y de la especie humana. La última que se ha añadido, este año, con motivo del especial aniversario es un simulador en cuatro dimensiones, que introduce a los espectadores en el Jurásico durante un breve viaje en el tiempo.

Cientos de turolenses se acercaron esta semana hasta su emblemática Plaza del Torico para celebrar el aniversario de Dinópolis con sus gestores. "Estamos muy contentos del apoyo de toda la ciudad a este proyecto", destacaba su gerente, Higinia Navarro.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas