19 may. 2011

Células madre fabrican arterias en piernas de enfermos diabéticos


Un estudio liderado por el Hospital Reina Sofía de Córdoba ha logrado que células madre de médula ósea fabriquen vasos sanguíneos en extremidades inferiores de diabéticos que tenían arterias muy dañadas por esta enfermedad por lo que han mejorado su circulación y alejan el riesgo de amputación.

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, y varios miembros del equipo de investigación han presentado hoy en rueda de prensa en Córdoba los resultados que arroja este estudio clínico en fase II, pionero a nivel nacional e internacional, y en el que participan 60 pacientes hospitalarios (40 del Reina Sofía, 11 del Morales Messeguer de Murcia, 4 del San Cecilio y 3 del Virgen de las Nieves, ambos de Granada, y dos del Virgen del Rocío de Sevilla).

El objetivo del estudio, según ha informado el cirujano cardiovascular Antonio Chacón, es evitar las amputaciones -se practican entre 15.000 y 20.000 al año en España por esta enfermedad- gracias a que los nuevos vasos aportan más sangre a la pierna e incluso han comprobado que crean un "by-pass" con las arterias dañadas.

Los 60 pacientes presentaban una patología vascular periférica muy severa y ya no tenían otra alternativa de tratamiento que no fuera la terapia celular, la cual no le ha generado a ningún paciente una reacción adversa grave y la mayoría de ellos parecen experimentar una mejora en su pronóstico y calidad de vida.

El proceso para la administración de terapia celular comienza mediante una intervención quirúrgica que no supera los 30 minutos en la que al paciente se le suministra anestesia local para extraerle células madre de su médula ósea.

Posteriormente, en el laboratorio se separan de la médula ósea las células necesarias y se preparan para infundirlas, horas más tarde, en las arterias por debajo de la rodilla mediante la utilización de catéteres.

La directora de Laboratorio de Terapia Celular, Concepción Herrera, ha informado de que en el estudio han participado cuatro grupos de pacientes a los que de forma aleatoria se les ha suministrado 100 millones de células madre, 500 millones, 1.000 millones o ninguna cantidad para conocer si el número de células que se aplica incide en los resultados.

Los pacientes, que en su mayoría ya han sido evaluados a los 6 meses y al año, han presentado una evolución "excelente y favorable" desde el primer día gracias a que se aumenta la circulación colateral y se generan nuevas arterias que no son temporales sino permanentes.

Herrera ha avanzado que próximamente comenzará la última fase del ensayo clínico, consistente en probar la terapia en un mayor número de pacientes, para luego sacar las conclusiones. En esa línea, ha asegurado que quedan "no muchos años" para que esta terapia entre en la cartera de servicios de los centros sanitarios y ha valorado la importancia de la misma al tratar una enfermedad como la diabetes que "va en aumento" por causas como el sedentarismo o la obesidad.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas