30 jun. 2011

Investigan nuevas aplicaciones de las tecnologías móviles en la educación


La Universidad de Valladolid investigará, a través de varios departamentos, nuevas aplicaciones de las tecnologías móviles en el campo de la educación, desde la etapa infantil hasta la universitaria. Esta línea de trabajo se enmarca en la recién estrenada Cátedra Telefónica de la Universidad de Valladolid que dirige el director del Parque Científico, Salvador Dueñas, y que tiene un triple objetivo, como ha detallado en declaraciones a DiCYT, “la formación, la investigación y la difusión de las actividades”.

En el apartado de investigación, las 26 cátedras que conforman la red impulsada por Telefónica en todo el país tratan de fomentar proyectos que apliquen las posibilidades que ofrecen las tecnologías móviles en distintos ámbitos. “Las aplicaciones de las tecnologías móviles son tan amplias como uno pueda imaginar. De hecho, las 26 cátedras que hay ahora mismo en España se han dividido en grupos y cluster centrados en la educación, la innovación social o la energía y el transporte, entre otras”.


Concretamente, la Universidad de Valladolid se implicará en las tecnologías móviles aplicadas al campo de la educación. A juicio del director de la Cátedra, “la tecnología por sí misma no es más que un sustrato, la capa inferior sobre la cual se pretenden investigar en posibles desarrollos que ayuden a mejorar la educación”. En este sentido, asegura que en la educación las aplicaciones de las tecnologías móviles “tienen una repercusión mayor cuanto menor es la edad de los estudiantes”, por lo que se busca emplear estas tecnologías desde las etapas más tempranas.

“El hecho de que la enseñanza pueda ser dotada de un carácter de ubicuidad hace que el lugar físico pierda su carácter de exclusividad. Como la formación es tanto responsabilidad de los maestros como de los padres o tutores se abre un mundo de posibilidades de interacción entre los distintos agentes”, explica Dueñas.

Del mismo modo, destaca las posibilidades que tienen estas tecnologías para aquellas personas con alguna discapacidad y para los que cuentan con dificultades de integración social. “Es uno de los retos de estas cátedras, conseguir hacer llegar la investigación a las personas con menos posibilidades. Debemos hacer que las tecnologías además de ser móviles sean accesibles”, subraya el experto.

Una línea de investigación abierta

Actualmente, la Universidad de Valladolid cuenta con varios grupos de trabajo centrados en la aplicación de las tecnologías móviles a la educación, en concreto a la educación a distancia o e-learning, aunque hasta el momento la mayor parte de los desarrollos se han centrado en los estudios superiores. Así, el objetivo es llevar a cabo nuevos desarrollos creados específicamente para estudiantes de una formación inferior.

“También es importante destacar los trabajos que ya se están realizando en otros ámbitos de investigación, como los centrados en la integración de personas con discapacidad auditiva, invidentes o con problemas de movilidad física, y además los trabajos dirigidos a gente con problemas de integración social como inmigrantes o personas con pocos recursos económicos y sociales”, añade. Al ser una competencia transversal, estos trabajos no solo se llevan a cabo en facultades como la Escuela de Informática, Telecomunicaciones o la de Industriales, que se ocupan de los aspectos técnicos, sino también en la Facultad de Educación, que aporta los aspectos docentes.

En cuanto a la utilización de las tecnologías móviles en la formación que se imparte en la Universidad de Valladolid Salvador Dueñas apunta que, por ejemplo, el aprendizaje a distancia es ya habitual en todas las facultades. “Es una tecnología lo suficientemente madura, lo que pasa es que hay un rango de posibilidades mucho mayor al que todavía nos podamos imaginar, tecnológicamente las cosas están a punto y ahora falta el aporte creativo que el talento de los profesores de la Universidad de Valladolid aportarán. A día de hoy no nos imaginamos las aplicaciones que podrán estar disponible dentro de poco tiempo”, concluye.

Formación y difusión

Por otro lado, el apartado de formación de la Cátedra “trata de adecuar los nuevos métodos a la enseñanza, es decir, aprovechar la oportunidades que los sistemas móviles de comunicación tienen en ambos aspectos, formación y movilidad”. Respecto a la difusión de actividades, una parte se realizará de forma no presencial a través de la web y las redes sociales. Tal y como precisa su director, “todas las actividades van a estar accesibles y podrán ser consultadas por cualquier persona en internet”, y además se pondrán en marcha otras actividades de carácter presencial como “conferencias o presentaciones de los avances que se vayan obteniendo en el marco de la Cátedra”.

Como sede, se ha elegido el Parque Científico. “No queremos que la Cátedra esté ligada necesariamente a cualquier facultad puesto que por su propia naturaleza es transversal, y por eso la hemos ubicado en un lugar representativo como es el Parque Científico”. En este sentido, aclara Dueñas, el director de la Cátedra será el director del Parque en cada momento.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas