8 abr. 2010

La atmósfera del satélite de Neptuno varía con las estaciones


Tritón, la luna gigante de Neptuno, está en pleno verano en su hemisferio sur. Esto es lo que se desprende del primer análisis de infrarrojos a la atmósfera de la luna de Neptuno, que han realizado científicos europeos. Los investigadores han detectado monóxido de carbono y metano en la fina atmósfera del satélite. Estas observaciones revelan que la capa de aire que lo rodea cambia con los cambios estacionales y se vuelve más espesa con el calor.

Es la demostración de que el Sol aún se hace notar en Tritón, a pesar de encontrarse tan alejado -es el último planeta del Sistema Solar-. Esta luna de hielo cambia de estaciones igual que la Tierra, aunque de forma más lenta.

En Tritón, donde la temperatura media en superficie es de unos 235 grados bajo cero, es ahora verano en el hemisferio meridional e invierno en el septentrional. Cuando la mitad sur del planeta se calienta, una fina capa de nitrógeno, metano y monóxido de carbono helados se convierte en gas, engordando la atmósfera helada durante el progreso de la estación, que dura allí algo más de 40 años. Neptuno tarda 165 años en orbitar alrededor del Sol. Este satélite neptúnica pasó el solsticio de verano meridional en 2000.

En base a las mediciones de gases, los científicos estiman que la presión atmosférica de Tritón podría haber aumentado cuatro veces respecto a las mediciones que hizo la sonda espacial Voyager 2 en 1989, cuando aún era primavera en la luna gigante. Tritón tiene una presión atmosférica de entre 40 y 65 microbaras, 200 veces menor que en la Tierra.

Ya se conocía la existencia de monóxido de carbono helado en la superficie del planeta, pero el equipo del Observatorio Europeo Austral (ESO, en sus siglas en inglés) ha descubierto que la capa superior de la superficie está enriquecida diez veces más en monóxido de carbono helado que las capas inferiores, y es esa capa superior la que alimenta la atmósfera. Mientras que la mayor parte de la atmósdera de Triton está compuesta de nitrógeno, al igual que la de la Tierra, el metano juega un papel importante también.

De las 13 lunas de Neptuno, Tritón es de lejos la mayor, y, con 2.700 kilometros de diámetro -tres cuartas partes de la Luna terrestre-, es la séptima mayor en todo el Sistema Solar. Desde su descubrimiento en 1846, Tritón ha fascinado a los astrónomos, gracias a su actividad geológica, los muchos tipos de superficies heladas que presenta, tanto de nitrógeno helado como de agua y hielo seco (dióxido de carbono congelado), y su movimiento retrógrado. Es la única luna grande en el Sistema Solar que tiene este movimiento, que implica un desplazamiento en dirección contraria a la rotación de su planeta.





No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas